La diversidad es entendida como “un hecho natural, complejo y múltiple”. Estas características están relacionadas entre sí. Es natural porque es ineludible en el ser humano, ya que todos nacemos con algo que nos hace diferente de los demás y por ello, es múltiple porque afecta a muchos ámbitos, lo que hace que sea complejo porque cuando consideramos a alguien  diferente no tenemos que fijarnos en una característica sino en un conjunto de ellas porque somos diferentes en todo, no en un solo aspecto.

Cuando oímos diversidad funcional en el entorno laboral está la visión tradicional de personas con discapacidad con menos habilidades para las tareas profesionales, sea cual sea su discapacidad. El término diversidad funcional ayuda a romper con prejuicios y define a estas personas como hombres y mujeres que presentan capacidades diferentes a las de otras personas. Su discapacidad, provoca que sus funcionalidades sean distintas a las de otros seres humanos, y a veces requieren unas necesidades específicas para sus actividades cotidianas.

A la hora de contratar personas con discapacidad, muchas empresas se dejan llevar por una primera impresión y son presas de los prejuicios, desperdiciando la oportunidad de incorporar a sus equipos personas muy capacitadas. EmSALUD no se ha dejado llevar por los prejuicios pudiendo así contar con personal con discapacidad diversa en los diferentes ámbitos funcionales de la empresa como puede ser la sanitaria a nivel de plantilla cualificada y a nivel de plantilla no cualificada.

EmSALUD colabora con organizaciones del sector como puede ser la ONCE, cuyo compromiso y apoyo al colectivo sirve de inspiración. Es gratificante y enriquecedor contar con personal con diversidad funcional.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v